divendres, 29 de març de 2013

Gambas al ajillo




En una cazuela de barro ponemos dos ajos pelados en láminas y tres guindillas.
Cuando los ajos hayan tomado color, le ponemos las gambas peladas dejándolas cocer unos minutos. Si las encontramos dulces, le ponemos un poco de sal, ( a veces no es necesario, es mejor probarlo primero) un poco de pimienta y un poco de vino blanco.





Lo dejamos cocer unos 10 minutos más o menos removiendo de vez en cuando.
Es mejor servirlas con la misma cazuela de barro, poniendo un plato debajo.
 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada